ESTUVIMOS TAN CERCA

15,00 €
Impuestos incluidos

"El mar. El cuerpo que flota casi a la deriva. El cielo intenso, infinito. El sol distante, la brisa tibia, la humedad en la punta de los dedos. Las olas. El murmullo del agua, la sal en la nariz y en el paladar. El estómago se hace pequeño ante la inmensidad. Y nosotros, ahí, prendidos de las páginas del poemario de Fernando Labordeta Blanco tan cerca de abrazar la belleza, tan cerca de ser, a punto de asir el mar entre los dedos… Extendemos el cuerpo, de puntillas, los brazos abiertos ante la belleza de ese instante detenido de las olas, ese momento único que nos arrolla y que, irremediablemente, se escurre, se aleja de nosotros, a pesar de su cercanía, y nos deja casi sin voz.

Cantidad
Últimas unidades en stock

  • Pedidos   enviados mediante mensajería, a través de Tourline Express, con servicio de 48 horas (solo península), tarifa 5.95 €. Envío gratuito a partir de 120 €. Correo Certificado, tarifa según peso (consultar importe), con servicio de 48 horas (península, canarias, Baleares, Melilla y Ceuta) Pedidos enviados mediante mensajería, a través de Tourline Express, con servicio de 48 horas (solo península), tarifa 5.95 €. Envío gratuito a partir de 120 €. Correo Certificado, tarifa según peso (consultar importe), con servicio de 48 horas (península, canarias, Baleares, Melilla y Ceuta)
  • No dude consultarnos cualquier duda (950 145 075 moviolacomics@yahoo.es) No dude consultarnos cualquier duda (950 145 075 moviolacomics@yahoo.es)

Edición: 2021

Autor: Fernando Labordeta

Ilustración: Fran Ortega

Elaboración: Rústica con solapas. Color. 64 página.s

Editorial: Yeray Ediciones

 

"El mar. El cuerpo que flota casi a la deriva. El cielo intenso, infinito. El sol distante, la brisa tibia, la humedad en la punta de los dedos. Las olas. El murmullo del agua, la sal en la nariz y en el paladar. El estómago se hace pequeño ante la inmensidad. Y nosotros, ahí, prendidos de las páginas del poemario de Fernando Labordeta Blanco tan cerca de abrazar la belleza, tan cerca de ser, a punto de asir el mar entre los dedos… Extendemos el cuerpo, de puntillas, los brazos abiertos ante la belleza de ese instante detenido de las olas, ese momento único que nos arrolla y que, irremediablemente, se escurre, se aleja de nosotros, a pesar de su cercanía, y nos deja casi sin voz.

 

Sin embargo, al fin, podemos palparlo en las palabras, en las imágenes, en la poesía. Recrearlo, abrazarlo, llenarnos de él. Porque Estuvimos tan cerca es una caída libre con sabor al grito de Altazor o a la búsqueda de Trilce, pero aquí y ahora, con los pies hundidos en la arena e intentando atrapar ese momento infinito. Estuvimos tan cerca, ese mantra repetido que nos decimos una y otra vez ante la futilidad de la vida, ante la belleza, ante el caos, ante la poesía, única capaz de aferrar esa infinitud. Y si, además, va acompañada de esas instantáneas visuales tan sutiles y certeras de Fran Ortega, esos relámpagos de lucidez y belleza calmada y arrebatadora, no podemos sino dejarnos llevar por el mar, para estar tan cerca, una y otra vez, e ir de la mano de la mejor compañía".

2 Artículos