Hombre

8,00 €
Impuestos incluidos

ANTES 19.95 €

Presentamos una edición de lujo con las aventuras del oeste publicadas en la revista alemana YPS y dibujadas por uno de los grandes y olvidados autores de nuestro país: Rafael Méndez, complementadas por muchas páginas extra sobre la vida y la muerte en el Salvaje Oeste.

Cantidad

  • Pedidos   enviados mediante mensajería, a través de Tourline Express, con servicio de 48 horas (solo península), tarifa 5.95 €. Envío gratuito a partir de 120 €. Correo Certificado, tarifa según peso (consultar importe), con servicio de 48 horas (península, canarias, Baleares, Melilla y Ceuta) Pedidos enviados mediante mensajería, a través de Tourline Express, con servicio de 48 horas (solo península), tarifa 5.95 €. Envío gratuito a partir de 120 €. Correo Certificado, tarifa según peso (consultar importe), con servicio de 48 horas (península, canarias, Baleares, Melilla y Ceuta)
  • No dude consultarnos cualquier duda (950 145 075 moviolacomics@yahoo.es) No dude consultarnos cualquier duda (950 145 075 moviolacomics@yahoo.es)

Edición: 2015

Guion: Wiechmann

Dibujo: Méndez

Elaboración: Cartoné. B/N. 192 páginas.

Editorial: Aleta

 

Presentamos una edición de lujo con las aventuras del oeste publicadas en la revista alemana YPS y dibujadas por uno de los grandes y olvidados autores de nuestro país: Rafael Méndez, complementadas por muchas páginas extra sobre la vida y la muerte en el Salvaje Oeste.

 

Incluso antes de que las graves acusaciones de asesinato, robo e incendio provocado fueran impresas en un cartel de “se busca”, Baltimore O'Hara ya le había dado la espalda a su nativa Nueva Orleans. En la oscuridad de la noche escapó a las tierras salvajes del Oeste, en donde pronto se perdieron sus huellas. Al agente de la Pinkerton Ronegall Dawson le ordenaron cazarlo. Era adecuado para ese trabajo por su amplia y amarga experiencia como luchador en la frontera: durante los largos años de inmisericordes combates fronterizos había aprendido a seguir hasta las huellas más borradas. Y siguió sin pausa el rastro de esa leyenda de la que se hablaba en los fuegos de acampada: Hombre.

4 Artículos