Sex Tape

6,00 €
Impuestos incluidos

ANTES 18,00€

Un guión perfecto y cuadrado para un drama que plantea las cuestiones de fama, voyeurismo y del papel de los mass-media. 

Cantidad
Fuera de stock

  • Pedidos   enviados mediante mensajería, a través de Tourline Express, con servicio de 48 horas (solo península), tarifa 5.95 €. Envío gratuito a partir de 120 €. Correo Certificado, tarifa según peso (consultar importe), con servicio de 48 horas (península, canarias, Baleares, Melilla y Ceuta) Pedidos enviados mediante mensajería, a través de Tourline Express, con servicio de 48 horas (solo península), tarifa 5.95 €. Envío gratuito a partir de 120 €. Correo Certificado, tarifa según peso (consultar importe), con servicio de 48 horas (península, canarias, Baleares, Melilla y Ceuta)
  • No dude consultarnos cualquier duda (950 145 075 moviolacomics@yahoo.es) No dude consultarnos cualquier duda (950 145 075 moviolacomics@yahoo.es)

Edición: 2011
Guion: Thomas Cadéne
Dibujo: Thomas Cadéne
Elaboración: Cartoné, color, 128 páginas
Editorial: Dibbuks

Un sextape, una cinta de sexo, es un vídeo privado que muestra a una persona famosa en un contexto sexual, con o sin pareja(s), difundida por internet de forma involuntaria entre un público al que no estaba destinado oficialmente. Anja ha sido una estrella. Con sus canciones llenaba estadios y sus giras no tenían fin. Pero hoy ha dejado eso al pasado. Se ha retirado en la montaña, en una mansión supermoderna, con su fiel guardaespaldas Gordon y su ama de llaves Ella. Quiere pasar página sobre sus antiguos excesos y sobre la fama que casi acaban con ella. Pero un día, Gordon sorprende a un tipo que espía el inmenso ventanal donde se ve a la joven. Anja quiere que se vaya y también pide a Gordon que averigüe quién es y qué quiere. Es Will, el dueño del bar del pueblo, que pronto se verá envuelto en un juego caprichoso y obsesivo. Un guión perfecto y cuadrado para un drama que plantea las cuestiones de fama, voyeurismo y del papel de los mass-media. Un telón de fondo que oprime tanto a los personajes como al lector y que contrasta con la belleza que desprende su protagonista femenina. El talento de Thomas Cadène, tanto en la distribución de las escenas de su relato, como en su dibujo atípico y provocativo, nos lleva por los senderos de la obsesión hacia su ineluctable fin.